LA VOZ FEMENINA TRAS UN MICROFONO...



Simona Sanchez - Conciertos en Colombia - Two Inky Produce

Escrito por: Jaime Muñoz. @TwoInkyProduce

Es difícil escribir un artículo acerca de una persona que desde la distancia y a través de un parlante se hace tu amiga, cada vez más cercana, con la que poco te vez y solo en contadas oportunidades puedes tener cerca y compartir con ella fuera de su ámbito laboral, pues ella pareciera nunca dejar de lado su trabajo. Hablar con ella es una mezcla de ocio y aprendizaje, sus interlocuciones son una amalgama de antropología e historia, una aleación encantadora y perfecta.

Para muchos Simona Sánchez es la presentadora de Radionica, que alguna vez presento el Videodromo de Mucha Música en City TV, la SUB 30 en Señal Colombia, Convénceme si Puedes del Canal Tr3ce, Klan DC en Canal Capital y El Parlante Amarillo, pero para quienes hemos tenido la oportunidad de estar cerca de ella, es una de las melómanas más importantes en la escena musical nacional. Con un trabajo impecable en tarimas como Rock al Parque, donde lleva 9 años presentando y hablando de música, ella es una joya que da gusto encontrar en la tarima de un festival, con datos exactos, demuestra que conoce a cada una de las agrupaciones, como si se tratase de sus bandas favoritas.

“Mi destino es la música y se ha presentado de tantas formas frente a mí que hoy en día no tengo ninguna duda de ello. Desde la familia, la carretera, los amigos, el amor y hasta los llamados de la vida misma. Vengo de una familia en donde el arte y la literatura son pilares. Bisabuela música, tío abuelo músico, madre actriz, padre actor y abogado. Mis hermanos por parte de papá se dedicaron al arte también, mi hermana es actriz, mi hermano estudió música, tengo tía poeta, tío escritor, primos filósofos, músicos, melómanos, cineastas, bailarinas. En mi casa se canta aunque no se cante. Se cuentan historias a través del arte. Se ríe y se baila. Todos bailamos.”

Simona Sánchez nació en la capital un 4 de Octubre la misma fecha en que el mundo celebra el día de San Francisco de Asís y San Petronio, un dato que probablemente tenga que ver con sus raíces, pues a pesar de ser capitalina, su vida, su alma y su espíritu son y serán de Cali, en verdad hay que conocerla para saber la importancia que tiene un chontaduro, un aborrajado o tal vez un biche, pues son parte de su vida, de sus gustos y de sus placeres.

“Uno no es de donde nace sino de donde decide y siente ser. Nací en Bogotá, mi familia materna es bogotana y mi familia paterna es caleña. Si hubiese sido mi decisión, Cali sería mi tierra natal, la sangre que corre por mis venas es más fuerte y desde hace 32 años cada vez que piso y huelo el Valle del Cauca siento que llego a casa. Sus sabores, su alma, sus colores, su sonido y su brisa llena de tanto Pacífico es lo más cercano al amor real. No nací ahí, pero tengo clarísimo que vengo de allí y eso determina claramente mi forma de ser.”

Es increíble, como una experiencia que nos ha sucedido de niños, marca nuestro camino para siempre, a veces y sin quererlo el poder de las palabras hace que nuestra vida cambie de rumbo para siempre, porque así lo deseamos, porque así lo soñamos o sencillamente porque es nuestro sueño de niños:

“Algún día en el colegio, hicieron el ejercicio de preguntarnos que queríamos ser cuando grandes. Apenas me lo pregunté, me confundí porque no tenía una profesión clara en mi cabeza. Muchos respondían: médicos, diseñadores, abogados, arquitectos. Cuando fue mi turno lo único que tuve claro fue decir: Yo quiero conocer a todo el mundo.

En ese momento la respuesta fue aparentemente absurda y hasta me confundió.

Hoy, muchos años después, confirmé que finalmente eso fue lo que me dediqué a hacer. Conocer la vida de otros a través de sus experiencias. Porque me convertí en un puente, un medio a través de un micrófono, una cámara, un texto. Un puente para contar historias, amplificar sonidos, manifestaciones artísticas, relatos de vida. Por eso estudié Antropología y lo profundicé a través del Periodismo. Amo viajar, recorrer el mundo, conocer lugares, personas, intercambiar información. Tengo una obsesión: preguntar. Y toda pregunta espera siempre una respuesta, una historia. Ahí puedo quedarme días y horas. Escuchando, observando…indagando. “

Desde el 2013 ha hecho parte de Radionica, emisora pública de RTVC Sistema de Medios Públicos, donde de lunes a sabado llega a los radioescuchas con historias, con anécdotas y con nuevas canciones, es increíble entender como desde atrás de un micrófono ella logra hacerte sentir sensaciones de cada una de las canciones de las que habla, haciendo que tu corazón vibre como si sintiera lo mismo.

Descomplicada, atractiva, inteligente, guapa, fuego y medio loca, son algunos de los calificativos con los que las personas a su alrededor la describen, pero más allá de eso hay un secreto en sus ojos, un secreto al que pocos tienen acceso, siempre, tras sus lentes hay una mirada que lleva un mensaje, una realidad, un misterio, una alegría… pero como lo dije anteriormente… pocos tienen acceso a ello.

Por lo general en mi forma de presentar las entrevistas, luego de la presentación y un panorama general, hablo un poco de su infancia, de su barrio, de su educación, pero en este caso no será así, su historia de infancia es tan hermosa y tan llena de música que he preferido que sea ella misma quien escriba acerca de lo que fue su infancia.





Simona Sanchez - Conciertos en Colombia - Two Inky Produce

Fotografía por:Camilo Espitia



SIMONA SANCHEZ, LA MÚSICA NACE…

Relatado por: Simona Sanchez.

El lugar más familiar y el recuerdo más claro de mi vida y mis días es un escenario. Allí jugué toda mi infancia y adolescencia, me perdí en él, me aprendía los textos de quienes ensayaban y luego recitaba la letra mientras ellos ensayaban. Coleccionaba libretos, recorría los recovecos del teatro, hablaba con títeres, acompañaba a los técnicos, me daba emoción subir a la tramoya, disfrutaba ver y escuchar desde la consola de sonido, hacer tareas en los camerinos y recorrer a oscuras, con un vacío en la panza, el foso de los teatros. Mi madre, actriz y socióloga, decidió ser madre soltera, y aparte de su oficio teatral, actuando y siendo maestra dirigió durante muchos años el Teatro el Parque (ubicado en el Parque Nacional). Yo, siendo hija única, me convertí en su cómplice de vida. Donde estaba ella, estaba yo. Y para no perderme en el ocio, después de las clases en el colegio (estudié en el colegio de la Universidad Nacional) recibía cuanta clase de arte había. Teatro, pintura, danza, música, sobre todo de música. Mis primeros años de vida todos los regalos de mi abuela eran instrumentos musicales: guitarritas, flautas, cucharas, tambores. Mi juego favorito era sentarme frente a la grabadora de mi casa a oprimir rec y grabar durante horas programas de radio, en donde presentaba las canciones que luego cantaba (tratando de imitar a Leonor Aljure, mi profesora de música en el jardín) y le hacía entrevistas a los miembros de mi casa. Esas grabaciones aún existen. Es muy chistoso como vocalizaba y los ataques de risa “al aire” que me daban.

A los 7 años entré a estudiar música al Conservatorio de la Universidad Nacional. Tenía vida de universitaria siendo menor de edad. Estudié percusión y canto. Amaba tocar xilófono, compartir con los músicos “grandes” del conservatorio y esperar a mi madre sentada al lado de los arpistas o los pianistas que ensayaban al lado del salón de percusión. Luego entré a estudiar música a la Fundación Nueva Cultura. Allí aprendí algo de guitarra, cuatro, percusión menor y seguí cantando. Fue una necesaria fusión en la vida estudiar música clásica y popular a la vez. Bambucos, guabinas, música llanera, cumbia, llenarme de Latinoamérica a través de la música. Terminé cantando en el coro del Ministerio de Cultura (también conocido como el coro de Colcultura). Allí supe lo que era girar, conocer escenarios más grandes, compartir con filarmónicas y sinfónicas, tener rigurosidad. Acoplarse a las voces de los demás. En todos esos espacios conocí músicos con los que he seguido encontrándome toda la vida, por ejemplo Cristian de la Espriella de La Pornomotora… cantamos juntos Carmina Burana con la Sinfónica Nacional.

Quienes me conocen de siempre saben que crecí en ese contexto. Mi vida ha sido siempre teatro y música y esta última es el lenguaje que mejor conozco. Allí es donde me siento más cómoda.

En la adolescencia gracias a mi familia, amigos, al barrio, conocí el rock, el hip hop, el punk. Recuerdo el primer cassete que me regaló mi primo Mateo, era de Los Prisioneros, yo tenía como 5 años y aún lo guardo. Luego otro de mis primos me regaló una colección de Los Beatles y el otro un disco de The Police. Una de mis tías me regaló el cassete de las 1280 Almas: Háblame de Horror. Fernando del Castillo se lo había dado y como el cassete tenía una portada para colorear ella le pareció que podía ser un buen regalo para mí por mi edad. Así empecé a conocer el rock nacional, era muy pequeña y amaba a Las Almas. Luego escuché Aterciopelados y Andrea Echeverri fue determinante en mi vida. En la música y como mujer. Yo era contralto en el coro y en el conservatorio (no es un registro muy común entre las mujeres y menos si uno es tan joven) y ella cantaba potente, bajo, ronco, era tan única y tan auténtica que a través de ella logré encontrarme mejor conmigo misma y con mi voz. Aterciopelados y 1280 Almas, a los 10 años, eran mis dos agrupaciones favoritas colombianas. Fueron las dos primeras bandas de rock que vi en vivo.

Mi madre me cuestionaba mi gusto por los Beatles, me decía que el verdadero Rock and Roll eran The Rolling Stones. Pero en mi casa aparte de rock se escuchaba sobre todo mucha salsa, mucho bolero, son cubano, música protesta, latinoamericana. Era algo así como descarga y conciencia. Yo siempre recuerdo a mi madre haciendo chistes, riendo y cantando, sobre todo cantando. Eso es de lo más grande que he heredado.

En mi infancia y adolescencia aparte de música siempre había teatro. Visitábamos, con mi madre, constantemente el Teatro La Candelaria, El Local, El TPB, La Mama. Artistas comprometidos en cambiar el mundo a través del arte, con acciones directas.

Cuando no estudiaba, leía o no veía tandas enteras de películas (que era lo único permitido en mi casa ya que tenía prohibido ver televisión) salía con mis amigos del barrio y del colegio. Ahí en el barrio (Centro Nariño) conocí el Hip Hop. Se rotaban cassetes de La Etnnía, Estilo Bajo, Gotas de Rap. Puro Rap bogotano, que cantábamos una y otra vez. Más adelante llegaron cassete de punk: Policarpa y sus Viciosas (a quienes veíamos cuando íbamos al centro y eran más o menos las “heroínas” del parche), Escorbuto, La Polla Records. Luego en mi pre adolescencia con el parche metalero del otro barrio al que llegué (Carlos Lleras Restrepo) descubrí joyas como Dream Theater, Therion, Theater of Tragedy y hasta banda montamos en donde yo por ser “la del conservatorio” terminaba haciendo coros para puras canciones de black metal. Mi adolescencia estuvo llena de música, pasar horas en el parque del barrio escuchando The Doors y Violent Femmes, ir a los primeros Rock al Parque desde que abrían hasta que cerraban el parque, escuchar con Paula (mi mejor amiga del colegio) toda la discografía de los Smashing Pumpkins, cantar Soda Stereo, Charly García y Sui Generis con mi amigo Iván Esteban Meluk durante el recreo en el colegio, grabar cassetes, ahorrar de las onces para ir a ver a Metallica y para comprar discos.

Todos íbamos creciendo y muchos amigos se iban haciendo músicos, montando bandas. Cuando tenía 14 unos de mis amigos estaban empezando a montar una banda: Skampida. Con ellos compartí muchos años de mi vida, y determinaron parte de mi gusto musical hasta la fecha. Gracias a Pedro Vega (saxofonista de Skampida) conocí en esa época Mano Negra… ahí me enamoré, encontré el género musical que más me gusta, la fronteras desdibujadas, la canción que también es revolución, el punk hecho sabor, el sonido mestizo. Ahí me acerqué y me enamoré del reggae, el ska, el punk, la música gitana y la música africana. De Mano Negra pasé a The Clash, a Los Fabulosos Cadillacs, Los Pericos, Desorden Público, Madness, Skatalites, King Changó. Íbamos a muchos conciertos, veíamos videos en betamax, leíamos sobre anarquismo. “Los Skampidos” estaban empezando y al mismo tiempo nacían bandas como La Severa Matacera, The Klaxon, Doctor Krápula y Los Elefantes (entre muchas más). Íbamos a los conciertos de La Calleja y a los de Chapinero. Y un día, en un concierto de Skampida conocí a Andrés Felipe Erazo “Popa” quien tocaba en La Pestilencia. Yo tenía 16 años y ese noviazgo literalmente me cambió la vida. Me convertí en “la pollita” menor de La Pestilencia. Pasaba muchos días con ellos, aprendiendo mucho, viviendo bastante. Y ahí conocí otra parte musical de Bogotá, de gente mucho más grande que yo, que ya tenía mucha carretera y Rock and Roll: Sexy Death, Koyi K Utho, Insane, Injury, Morfonia, Ultrageno, El Sie7e, el parche “pesado” de la ciudad. Y los que venían de afuera como Los Superlitio, Planeta Rica, entre otros. Chapinero era el epicentro y todos eran muy “paternales” conmigo, era de las más pequeñas del combo. Muchos hemos crecido juntos, nos hemos hecho en la escena… otros, literalmente me han visto crecer.

De manera paradójica, en ese momento mientras me graduaba del colegio, de manera un poco radical e inesperada, decidí no seguir estudiando música. La escuela clásica durante más de 10 años me dio lo mejor de mi vida pero también me confrontó mucho con la creación, la interpretación y me saturé de la psicorrigidez de las instituciones. Quería estudiar Cine y Televisión en Cuba, Teatro o Antropología, me decidí por la última… en ella encontré la profesión perfecta para combinar todo lo que me gustaba. Hoy creo firmemente que ser Antropóloga ha sido la mejor herramienta para adentrarme en todas las manifestaciones culturales y artísticas que me apasionan y que me generan curiosidad.

Justo cuando entré a la Universidad Nacional a primer semestre de Antropología, siendo aun menor de edad, me llamaron a un casting en City Tv. Años antes por el círculo en el que se movía mi madre y por haber estudiado teatro me habían propuesto actuar en tv. Pero en mi casa me lo prohibieron. La prioridad era estudiar. Pero esta vez el casting tenía que ver con otra cosa. Querían que hiciera una audición para presentar Mucha Música ya que Juana Mariño, su VJ, se iba. Los de Mucha Música me habían conocido porque alguna vez acompañé a los de La Peste a una entrevista. Yo en esa época tenía dreads, piercing, un tatuaje, era el puro perfil alternativo de City y ellos me recordaron y me convocaron a ese casting. Al principio no me sonó mucho. Yo había estudiado teatro, sabía de música, pero no me imaginaba hablándole a una cámara. Sin embargo fueron los de La Pestilencia y Popa, particularmente, quien me impulsó a que lo hiciera. Su argumento era que existían pocas personas en la televisión que en realidad vivieran y supieran de lo que hablaban y según él, ese era mi gran punto a favor. Decidí hacer la prueba. No quedé. Pero Liliana Andrade (directora del programa) me invitó a grabar un especial de Mucha Música sobre A.N.I.M.A.L y luego de eso me dijeron que mi registro era de alguien muy menor, así que no iba a estar en Mucha pero que querían que trabajara en City TV. Días después hice un casting para Sin Cédula (el programa para niños), competí con deportistas, modelos, actrices. Recuerdo haber hecho el casting toda vestida de negro, con mis dreads y sin maquillaje. Me parecía imposible resultar escogida para un programa infantil. Y quedé. Todo fue de un momento a otro, una cosa tras otra. Y llegué a un lugar maravilloso, la época dorada de City, muchas mentes creativas, con convicción, rompiendo esquemas, apasionadas, inventándose una nueva forma de registrar y comunicar la vida. Con muchos de ellos hasta la fecha sigo trabajando. Y ahí llegó la misión de mi vida: comunicar y entretener. Así son los giros radicales de la vida. Así se presenta el destino. La música me ha ido escribiendo el camino. Yo sólo he intentado escucharla y seguirle el ritmo.





Simona Sanchez - Conciertos en Colombia - Two Inky Produce

NUESTRA ENTREVISTA

¿Cómo es un día de Simona Sánchez?

"Siempre he hecho de todo. Nunca me quedo quieta, No sé si aprendí a ser así o ya venía en mi chip. De pequeña estudiaba de todo, no paraba. Adulta sigo en las mismas. Es como que por inercia necesito estar haciendo varias cosas a la vez. Actualmente un día mío puede empezar en la Universidad (estoy cursando la Maestría en Periodismo en la Universidad de Los Andes), luego me voy a Radiónica, pre produzco los espacios que tengo bajo mi responsabilidad (Tardes Radiónica y Conexión África), reviso correos, escucho bandas, artistas etc. Empiezo programa (Tardes Radiónica) a la 1 pm y estoy en vivo hasta las 5 pm. Luego continúo haciendo cosas para la emisora: podcast, escribir artículos, etc. Algunos días grabo para TV (dependiendo los proyectos que voy asumiendo cada cierto tiempo) o voy a disfrutar o presentar un concierto, o un evento o ver una obra de teatro. No me quedo quieta. Son días muy agitados que intento vivir con una sonrisa y la mejor onda, disfrutándolos al 100%. Finalmente tengo la fortuna de hacer y trabajar en lo que me apasiona. Eso sí, no pasa un solo día en que no quiera viajar o estar cerquita del mar. Cuando puedo bailo, hago yoga, monto en bici, tomo el té, me veo con mis amigos y amigas e intento pasar momentos en silencio al lado de Ana y Otto, mis gatos."

¿Cómo se proyecta Simona Sánchez en dos años?

"En dos años quisiera estar viajando más por el mundo, yendo a festivales, conociendo más arte, personas y lugares. Me veo perfeccionando el arte de contar historias, de hacer enlaces. Siempre quiero viajar más, conocer más. Hacer documentales musicales, crónicas sonoras. También en dos años sería lindo estar conformando una familia. Sueño con eso. Enamorada, teniendo un hijo. La vida no vale la pena si no se comparte."

¿Cuál es tu mayor virtud?

"Mi mayor virtud es la sinceridad. Soy una persona muy sincera, digo las cosas como son, desde el corazón. Sin embargo en este mundo es muy difícil ser así. Muchas personas sólo escuchan lo que quieren escuchar. En algunos casos ser sincera me ha cerrado puertas, pero quienes lo aprecian encuentran un tesoro muy valioso, porque la sinceridad sin veneno, con respeto, es un acto de amor."

¿Te gusta cantar?

"Cantar es lo que más felicidad me produce. Canto todo el día, a toda hora, canto de todo, hablo cantando. La voz es lo que más he educado y aunque no me dedique a hacer canciones, cada palabra que pronuncio en la radio, en la televisión la emito como canción. La voz es una herramienta muy poderosa, muy sanadora, para uno y para los demás. Cultivarla ha sido mi misión desde que tengo memoria y aprender a trabajarla mi mayor reto."

¿Qué te hace feliz?

"Me hace feliz el mar. Me hace profundamente feliz. Allí estoy plena, cerca al agua, donde todo fluye. Soy feliz en el agua, amo meterme en un río, sentir la paz que da el agua dulce. Felicidad es andar por la carretera con viento en la cara, una banda sonora y buena compañía. Y bailar, bailar sin parar es de las cosas que más me da felicidad."

Si pudieras elegir otra profesión, ¿cuál sería?

"Si pudiera elegir otra profesión tal vez me gustaría ser bailarina profesional. No hay nada más hermoso que ver como el cuerpo entero se convierte en instrumento, narrando como un libro, dibujando figuras en el aire y transmitiendo emociones. Creo que bailar es el encuentro de todas las artes."

Ya son tres años en Radionica ¿Cómo te ha parecido la experiencia de la radio pública?

"Soy una convencida y creyente de los medios públicos. La responsabilidad social que existe detrás de los contenidos y el patrimonio que se construye a partir de eso me parece maravilloso y sobre todo, necesario. No por algo soy antropóloga y no comunicadora, la conciencia social para mi es algo fundamental.

Llegar a Radiónica fue algo en lo que trabajé toda la vida, mi primer juego fue grabar programas de radio en la grabadora de mi casa, y la radio siempre me ha parecido un medio absolutamente democrático y mágico. Siempre quise hacer radio y me lo fui ganando a pulso, después de más de 10 años de carrera en televisión a través de una convocatoria me presenté a Radiónica, competí con un montón de personas, tuve que hacer pruebas de diversa índole y finalmente me gané el puesto.

No sé si trabaje en los medios públicos toda mi vida pero si sé que ha sido la mejor de las escuelas hasta la fecha aprendiendo la trascendencia que tiene un producto comunicativo y priorizando contenidos constructivos. Hay muchos contenidos destructivos actualmente que generan puro ruido en la humanidad y esta época, el presente que estamos viviendo, necesita trascendencia en su mensaje, conciencia en lo que se comunica."

¿Por qué es importante un medio como la radio pública?

"La radio pública y los medios públicos no son una opción, son un derecho que tenemos todos de vernos representados en los medios de comunicación. Un derecho que debemos hacer valer y exigir que nos de los mejores contenidos. Es importante que cada país le dé a sus medios públicos el lugar que se merecen y que construya leyes para salvaguardarlos para que de esa manera no respondan a necesidades de turno. La radio pública es ante todo patrimonio sonoro, todo lo que suena allí permanece en el tiempo, no es flor de un día. Y además de ser patrimonio, es voz. La representación de todo un espectro multicultural, pluri-étnico, diverso, cambiante, transformador de una cultura que necesita y debe expresarse para no olvidarse y reinventarse.

A través de la radio pública hay más posibilidades de ver procesos, de profundizar en los contenidos, educar respetando al oyente. No es mero entretenimiento. Para eso existen otros medios que hacen muy bien su trabajo y que equilibran las cargas mediáticas. Pero los medios públicos tenemos una responsabilidad muy grande, ser una ventana al mundo, educar con respeto, sensibilidad, contarnos a nosotros mismos, confrontarnos y para eso hay que tener mucha conciencia y compromiso."

¿En una cultura que ya todo lo ve a través de los medios digitales, qué piensa del futuro de la radio?

"Por más de que existan avances en el mundo, regresar siempre a lo conocido nos hará sentirnos en casa. Desde ese punto de vista hay medios, espacios, experiencias que nos permiten estar ahí, en el lugar más cercano. La radio es una de ellas. La magia del sonido que acompaña sigue siendo la primera opción, la más liviana. Todas las herramientas digitales que han ido llegando son maravillosas pero siento que su función precisamente es esa, ser herramientas complementarias, opciones de narrativas, pero no por eso sustituyen a la radio o la aniquilan. La radio como medio, a mi parecer, permanecerá. La forma de contarnos, de comunicarnos, es la que cambiará y cambia constantemente y eso es maravilloso porque da cuenta de cómo vamos transformándonos como sociedad, de cómo nos vemos y queremos que nos vean, de cómo reflexionamos sobre nuestras industrias culturales, sobre lo que producimos como seres pensantes. El futuro igual es ahora, y ahora se consume mucha, mucha radio, desde diferentes plataformas, de diferentes formas, no sólo se consume, se hace mucha radio. En este instante, afortunadamente, hay muchas emisoras de todo tipo amplificando el sentir del mundo."



Simona Sanchez - Conciertos en Colombia - Two Inky Produce

Fotografía por: Kike Barona



SOBRE LA MÚSICA EN COLOMBIA...

¿Por qué crees que son tan pocas las mujeres en la escena de la música colombiana?

"No somos pocas, somos muchas. Desde siempre. Sólo que tal vez hasta ahora algunos desentendidos nos están viendo. La música siempre ha estado llena de mujeres. La música en sí misma es mujer. Mujeres intérpretes, mujeres compositoras, mujeres musas, mujeres compañeras, managers, administradoras, esposas, novias, amantes, amigas, periodistas, locutoras, presentadoras, ingenieras de sonido, jefas de prensa, vj´s, relacionistas públicas, seguidoras, protagonistas de videos, de canciones, bailarinas. Ser y estar en la música no sólo aplica a quienes se suben a un escenario e interpretan un instrumento o quienes registran canciones a través de un disco. La música es todo lo que gira alrededor de ella y para que exista hay muchas cosas y personas que conspiran para que una canción surja, para que una banda sobreviva, para crear una experiencia en vivo, para que un músico resista largas giras, depresiones y alegrías hay hombres y mujeres, sobre todo mujeres que crean, apoyan, interpretan e inspiran."

¿Crees que la industria de la música debe reinventarse para el mercado local o son los músicos quienes deben adaptarse a la industria que llega de otros países?

"La música es arte y por lo tanto constantemente debe reinventarse, es un ente vivo que obedece al ritmo de la vida misma. No se trata de verse sólo el ombligo o de mirar únicamente hacia fuera… estamos en una época en donde precisamente prima y es necesario el espíritu colaborativo y desde ahí la industria local y la extranjera debe ir de la mano. Aprender, construir, deconstruir y enriquecerse mutuamente."

Como ya se puede ver el EDM (Electronic Dance Music) ha tenido una caída en el mundo increíble, la industria del rock ha resurgido, desde lo que se creyó que era su fin. ¿Crees que es el momento de retomar la música un poco más “cruda”, con manejo de fórmulas un poco más autóctonas?

"Creo que la música es un solo lenguaje que tiene muchas traducciones, subtitulos. Y como dice Juancho Valencia hay que irrespetarla. Deconstruirla para construirla. Romper esquemas, ir en contravía. Pensar que tiene que ir para una u otra parte me parecería un poco irrespetuoso de mi parte. Hay ciclos para cada género, fórmulas que se agotan, estructuras que se reinventan en la creación musical y que tan crudo o tan producido sea es una cuestión de forma, de la herramienta y esto hace parte de la experimentación en el momento de creación, del factor sorpresa de cada artista y de lo que necesite expresar. Volver a las raíces no es necesariamente volver al folclor, ni a lo popular, volver a las raíces tiene que ver con un proceso introspectivo cultural que es tan diverso como expresiones hay en el mundo. Hacer ese recorrido siempre será necesario y ser consecuente con ese camino es lo único que no hay que perder de vista."

¿Cómo ves el mercado musical en Colombia?

"El futuro de la música colombiana es ahora. Estamos viviendo un momento de florecimiento impresionante del que ni siquiera somos totalmente conscientes. El arte y la música primordialmente está sanando muchos procesos en el país, el más importante: creer en nosotros mismos. En lo que somos y lo que somos capaces. Nos está permitiendo confrontarnos con nuestra historia y nuestras realidades, hablarnos de frente, burlarnos de nosotros, de nuestros falsos mitos, querernos, celebrarnos, construirnos y hasta destruir los imaginarios que teníamos de nosotros y que estaban entristeciendo al país… entrando sin querer en una especie de cáncer cultural. El presente es ser movilizadores. El futuro, colaboradores. Creo que hacía ese punto tiene que ir la escena nacional, la división que ha generado el conflicto se ancló en el inconsciente colectivo y eso es lo que entre todos debemos hacerle frente. Trabajar en equipo, darnos la mano, parar tantas envidas, tanto codazo, dejar de pasar por encima de los otros, respetar la diferencia y mirar hacia un bien común hará que Colombia siga construyéndose como una gran potencia musical no sólo para el continente sino para el mundo. Conciencia, creer, colaborar y no dejarnos enceguecer por el brillo nos permitirá seguir aportando a construir mejores realidades a partir del arte. Es justo y necesario."

¿Tienes algún proyecto nuevo?, ¿Qué esperamos este año en la carrera de Simona Sánchez?

"Como dice Systema Solar 'la cuestión es ser feliz' y ahí justo en ese punto estoy parada ahora. Siempre he sido de muchos planes y en este instante quiero vivir el aquí y el ahora. Estar concentrada y dar lo mejor de mí en cada cosa que estoy haciendo y permitir que la vida ponga ante mí lo que tiene planeado. Dejarse sorprender también hace parte de la emoción de vivir y cuando uno no espera tanto es mucho más agradecido con cada cosa que llega. Desde que la música esté a mi favor y me encuentre con los seres que son sé que todo va a estar bien."







Simona Sanchez - Conciertos en Colombia - Two Inky Produce

Fotografía por: Kike Barona



Sus Datos Curiosos

Una comida

Un chontaduro maduro, el lulo y el plátano en todas sus presentaciones (patacón, tajada, aborrajado).

Una bebida

Mezcal y Viche (que vienen a ser lo mismo pero en dos territorios distintos)

Una película

El abrazo de la serpiente. Ciro Guerra.

Un viaje

África.

Un sueño

Conocer el mundo entero.

Un libro

Los Condenados de la Tierra. Frantz Fanon

Un país

Colombia



HABLANDO DE ELLA...

Simona Sánchez para mi es quizá una de las sensibilidades más profundas que tiene la música, que tiene definitivamente Colombia, una de las mentes y de los corazones más grandes alrededor de lo que significa la música, como una manera de mejorar una sociedad y como la manera también de reflexionarnos y celebrar la vida. Creo que es una de las sensibilidades más completas alrededor de la música que tiene Colombia.

Yo creo que el trabajo de Simona es admirable desde todas las perspectivas, su profesionalismo, el respeto que tiene hacia el oyente, la forma como acompaña, como logra generarle a una canción una historia, una historia que más allá de la erudición, es una historia que proviene de la pasión de quien la escucha, de quien la vive, creo que ese es un trabajo completamente inspirador y es algo de lo que yo como colega de Simona siempre le aprendo.

Yo creo que Simona es importante, porque Simona tiene a pesar de su juventud, una colección de sensaciones, de recuerdos, de sensibilidades, de conocimientos sonoros que nos ayudan a construirnos, a romper fronteras, a entender que la música es una sola y yo creo que ella es una de las personas que tiene claro ese concepto.

Yo creo que una de las anécdotas más especiales fue precisamente el cariño que Simona siempre le ha tenido a Radionica, la paciencia que ella tuvo para llegar al medio, juiciosa se presentó a una convocatoria, una convocatoria muy grande y llego por sus méritos, y eso es clave y es importante poderlo precisar, Simona llega a Radionica junto, en su momento, con Beatriz De La Pava e Iván Zamudio una convocatoria muy grande de productores radiofónicos y la verdad yo creo que quienes hemos tenido la oportunidad de estar con ella, nos hemos encontrado precisamente con una persona que sencillamente está compuesta por música.

¿Que le quieres decir?

Sencillamente expresarle mi cariño, mi respeto y admiración a Simona, al trabajo que ella desarrolla, a ese profesionalismo y a esa pasión con la trabaja y decirle como colega suyo, como compañero de viaje en Radionica, que es un honor aprender de ella y que es un honor ver cómo nos alegramos precisamente este brillante momento la música colombiana.

  • Álvaro Gonzalez Villamarín - El Profe Radionica - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Álvaro Gonzalez Villamarín

    "El Profe" - Radionica

Dicen quienes la conocen...

Encontramos algunas personas que quisieron dar su opinion acerca de esta valiosa mujer, amigos, conocidos y personas que han compartido con ella a lo largo de su vida...

Simona Sanchez - Conciertos en Colombia - Two Inky Produce
  • Diego Londoño - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Diego Londoño

    El Fan-Fatal - Radionica

    “Su corazón baila con el reggae, su cabello irradia luz cuando pisa el valle del cauca, su sonrisa es el mejor regalo para quien puede estar a su lado, y su voz, hace escuela entre las mujeres en el continente. Simona nació para ser grande, lo supe desde que la conocí en la Sub30. Ahora tengo el placer de trabajar con ella, de aprender de cada cosa que dice, pero más allá del trabajo, soy afortunado por poder compartir mi vida al lado de su energía que enserio a veces es hasta rara.

    Hace poco tuvimos la oportunidad de caminar con un atardecer precioso por la musical calle 5ta en la ciudad de Cali. Hablamos por más de una hora, mientras caminábamos comíamos pandebono y tomábamos pola, y aunque ya la conociera, en esas conversaciones me di cuenta que cada palabra era sincera, y así es ella, es su atributo, difícil de encontrar en tiempos donde nos queda muy poco de humanidad. Esto lo refleja en su vida, con sus amigos, sus oyentes o espectadores en cualquier concierto al que asista. El rock nacional le debe mucho a Simona. Y si usted no la conoce, solo escuche su pasión al hacer radio, al presentar y vivir cada canción.

    Yo me pongo de pie, extiendo mi sonrisa y la aplaudo, no solo por la forma de vivir su vida, que es lo más cercano a una preciosa canción, sino por transformar la mía en una amistosa y cariñosa banda sonora.”

  • Hugo Ospina - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Hugo Ospina

    Roadie Colombia

    "Es difícil en un párrafo plasmar la opinión de una hermana. Tantas cosas que hemos compartido, tantas batallas juntos.., sólo atino a afirmar que es como yo, una Punk divinamente, un masmelo con taches... Es mi hermanita adorada."

  • Diego Bolaños - Radionica - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Diego Bolaños

    Radionica

    "Simona es un gran ejemplo de pasión y carisma en la comunicación. A lo largo de su carrera ha logrado construir una identidad que está directamente conectada con el ejercicio artístico en Colombia. Una de las voces femeninas más potentes y encantadoras de la radio, es juiciosa y comprometida con la calidad de su trabajo; eso es muy valioso hoy en día."

  • Kike Barona - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Kike Barona

    Fotografo

    "Con Simonita compartimos la misma pasión por la música y el esfuerzo a través de nuestro trabajo por el reconocimiento no solo de los músicos, sino de todos aquellos que en escena o en la tras escena hacen parte de este fenómeno sonoro y aliviador, la familia que gira y se convoca al rededor la música, la que nos mantiene unida y la que nos hace a todos reencontrarnos siempre en el mismo lugar, persiguiendo los mismos ideales."

  • Ana Maria Uribe - Garra Producciones - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Ana Maria Uribe

    Garra Producciones

    "Simona es carisma y experiencia, Lleva la música en sus venas y eso se siente y se nota basta con sentarse con ella en la cabina de radio y ver como aborda un artista para saberlo, Simona es es ejemplo de que hagas lo que hagas debes ser el mejor y disfrútalo. Larga vida Simona eres un ejemplo de trabajo, disciplina y pasión."

  • JAvier Devia - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Javier Devia

    UNIROCK Alternativo

    "Simona siempre ha sido la representación de la belleza, la utopía y la decencia que viene desde los medios (tv y radio principalmente) más importantes a nivel rock desde bogotá.

    Simo es una "diva" un referente y un alivio cuando se escucha... cuando se lee o cuando se ve. Lo mejor es cuando la conoces..... porque toda esa belleza y perfección se ve respaldada por una inteligencia y una capacidad de analisis Increible!! Una profesional en todo el sentido de la palabra sobre la música y la escena rock en colombia."

  • Juan Pablo Barragan - Cantante - Actor - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Juan Pablo Barragan

    Cantante - Actor

    “Nunca pensé que Simona Sánchez tuviera un alma tan llena de buen rap, nos conocimos en una calle cualquiera de Bogotá y tomamos aguadepanela con arepa de las que me enseñó a hacer mi mama... Hablamos de la vida de la música y de la actuación, bailamos reggae, caminamos, fuimos a muchos festivales a nivel nacional e intermunicipal, y un día se la robe a un parche de rock pesado para llevármela a escuchar rap con toda la banda, 15 personas en una habitación de hotel... Todos hablando sonriendo dejándose llevar por la música y el buen latir...

    Más que la niña de los dreadlooks, más que la voz de radionica, Simona para mí es una mujer guerrera que en medio de esta ciudad, vive y respira música, anda con dos gatos y la sonrisa de oreja a oreja y cuando camina por la calle puede hablar con el que sea de la tribu que sea, por qué ella lleva Flow en las venas ella es música y sobre todo una mujer que lleva las botas bien puestas... Larga vida para la Parcera y si la ven por ahí hágale la charla y verá todo lo que se aprende...”

  • Chifalmicas - Two Inky Produce - Conciertos Colombia

    Chiflamicas

    Dj.

    “Simona Sánchez es ese tipo de persona que inspira a camellar bien, con empuje y ganas de que la música y la cultura llegue y transforme a más personas”

Llamanos

1-4569280

E-mail

twoinkyproduce@gmail.com

Dirección de envio

Cra 91 No 157b - 85 Int 8 Ofc 601

Celular

301 4973822 - 300 6032515